Soluciones tecnológicamente avanzadas para la reindustrialización española

by Laura Nistal

 

El balance de 2020 va a venir fuertemente marcado por el virus y para que el impacto sea el menor posible, tanto en el sector público como en el privado se necesitan grandes dosis de liderazgo y de gestión.

Esto pasa por la reinvención, y en algunos sectores no es tarea fácil. El Covid-19 ha puesto de manifiesto el riesgo económico de ubicar gran parte de la capacidad industrial fuera del país. España deberá plantearse seriamente reindustrializarse y reubicar parte de su capacidad manufacturera dentro de sus fronteras, y esto es viable aplicando procesos de innovación tecnológica.

En la anterior crisis financiera, en 2008, hubo devastadores efectos provocados por la caída masiva de la industria y ahora toca preservarla, entre otros motivos, por el efecto multiplicador sobre el empleo.

Según datos de Ametic, por cada empleo industrial se generan 2,2 empleos en otros sectores de la economía por lo que la llamada “nueva normalidad” ha de ser más industria y mejor industria.

La ministra del ramo, Reyes Maroto, ha destacado “la necesidad de reindustrialización y relocalización de producciones hacia la UE a fin de recuperar la soberanía industrial y reconstruir el tejido afectado por la crisis”. Además, Maroto ha mencionado la aceleración de las inversiones en digitalización y sostenibilidad, como vectores de transformación y mejora de la competitividad, y la necesidad de acompañar a ecosistemas clave como el turismo, la automoción, el aeroespacio-defensa y la industria electrointensiva, que suponen una parte importante de la capacidad productiva europea, y a industrias como las de contenidos creativos, farmacéutica, química, alimentación y la asociada a las energías renovables, por su potencial de crecimiento y la generación de nuevos puestos de trabajo”.

Muchos gobiernos locales miran desde Invest in Cities a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y uno de los ejes de la Agenda 2030 del Gobierno es la Industria 4.0, la que ayudará a mejorar la productividad, otorgar mayor peso de la industria en el PIB y mejorar la sostenibilidad. Sin duda, toca re-industrializar España con soluciones tecnológicamente avanzadas y este es un debate que abordaremos desde a red de ciudades atractivas para la inversión 2020.

Esta pesadilla que tanto deseamos dejar atrás nos pone sobre aviso de otra que no ha de llegar, la del desastre climático. Toda la sociedad está llamada a esta gigantesca misión, en la que las empresas también tendrán un papel determinante. Empresas que aborden el futuro desde el prisma de la sostenibilidad ambiental, económica y social. Ya estamos viendo que lo peor puede suceder, que el horror puede ocurrir. No confundamos nuestros deseos con la realidad, taparnos con la sábana no nos protegerá del terremoto. La salida de esta crisis debe basarse en la verdadera creación de valor compartido que es la razón de ser de la empresa moderna. Es tiempo para el realismo, la autoexigencia, el ingenio y la valentía de ser humilde. Lo maravilloso de este mundo que habitamos y configuramos no se conserva solo. Nuestro destino está por escribir y hemos de tomar el bolígrafo como adultos.