– MARTOS –

INVERSIÓN

 

¿BUSCAS LAS MEJORES OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN EN MARTOS?
PROYECTOS

 

¿TIENES PARCELAS, LOCALES, OFICINAS, NAVES O PROYECTOS DE INVERSIÓN EN COMERCIO, INDUSTRIA, SERVICIOS O DE I+D+I?

Resumen de Martos

Martos es una ciudad perteneciente a la provincia de Jaén, situada al sur de España, concretamente en la parte oriental de la región de Andalucía.

 

La provincia de Jaén cuenta con una superficie de 14.496 km2, lo que representa un 16,6% del territorio andaluz y un 2,9% del español.   En lo que se refiere al municipio, la extensión territorial de Martos es de 259,10 km2, el undécimo municipio jienense más extenso (de los 97 que componen la provincia).

 

El término municipal de Martos comprende a los siguientes anejos: Monte Lope Álvarez, Casillas, Carrasca, Villarbajo y Fuente del Espino. La situación geográfica del núcleo urbano principal es (según coordenadas y altitud):

 

• Longitud: 3° 58’Oeste

• Latitud: 37° 43’ Norte

• Altitud sobre el nivel del mar: 740 metros. (Martos presenta una altitud de 725 metros en la Plaza de la Constitución, alcanzando en la cima de La Peña los 1003 metros).

 

Martos, al sur de la provincia jiennense, es una de las localidades más grandes de Jaén, con casi 25.000 habitantes, y se ubica a 24 kilómetros de la capital provincial.

 

Mientras que la despoblación es un problema común en la geografía española, en Martos el padrón no solo no baja, sino que va sumando a nuevas personas que deciden afincarse en el municipio. Se trata de una localidad que es un ejemplo en la lucha contra la despoblación frente a la situación que se vive en el resto de la provincia.

 

En una comparativa del padrón municipal de habitantes, se aprecia cómo en 2020 se incrementa la población con respecto al año 2019, tanto en lo relativo a incorporaciones por cambios de residencia como por el saldo vegetativo, siendo este positivo, ya que son más los nacimientos en la ciudad que las defunciones.

 

Aunque el nombre del municipio sea Martos, lo cierto es que en la zona se utiliza el calificativo de “Ciudad de la Peña” por estar situada en un peñón conocido como “Peña de Martos”. Este hecho ha provocado que el municipio tenga una orografía bastante accidentada, convirtiéndose en el lugar perfecto para amantes de los terrenos montañosos. Algunos de los picos más destacados son la sierra de Caracolera con 1.340 metros sobre el nivel del mar o la Sierra de la Grana con 1.254.

1. Economía

Históricamente, la economía marteña ha girado en torno al sector agrario, debido a riqueza y diversidad de su medio natural, en base al cual la población ha encontrado su principal fuente de supervivencia.

 

Actualmente la economía se apoya en dos ejes productivos principales: el agrícola y el industrial, con gran presencia de este último en el municipio.

2. Agricultura

El uso principal del suelo de Martos es la agricultura. Martos dispone de 2.969 explotaciones agrícolas, de las cuales el 98% son titularidad de personas físicas y el 2% restante de sociedades mercantiles.

Martos es considerado como uno de los líderes de producción de aceite de oliva. Casi la totalidad del paisaje agrícola lo ocupa el olivar que, con 22 millares de hectáreas labradas, es capaz de ofrecer 1174 unidades de trabajo anuales, existiendo así una variedad de aceituna propia de la localidad, la picual o marteña.

En este sentido se ha desarrollado la actividad relacionada con la elaboración de aceites, ya que en el municipio existen numerosas cooperativas de productores, almazaras privadas, extractoras de orujo, y envasadoras de aceite de oliva.

 

El olivar de Martos se caracteriza por ser de cultivo tradicional, principalmente en secano, aunque progresivamente se están instalando sistemas de riego por goteo en gran cantidad de fincas, un nivel de mecanización alto y escasez de cultivos ecológicos.

 

Según los datos del Censo Agrario de 2009, en dicho año en Martos había 18 explotaciones de agricultura ecológica, 11 que siguen métodos calificados de producción ecológica (con una superficie de 44,91 hectáreas) y 7 en periodo de conversión a la agricultura ecológica (con una superficie de 38,62 hectáreas). El cultivo ecológico dominante es el olivar ecológico.

3. Industria

La tradición industrial marteña está constatada por lo menos desde el siglo XVI, siendo sus muestras más notables los numerosos molinos de harina y aceite que había en Martos y sus proximidades. En esta protoindustria también destacaba la confección de tejidos, especialmente los de lino.

 

En los albores del siglo XX la electricidad introdujo una mejora sustancial en casi todos los procesos industriales. Asimismo, también sería decisiva la llegada del Ferrocarril. Ambos factores lograron una pequeña Revolución Industrial, creándose en Martos un buen número de establecimientos industriales de tamaño y carácter muy variados.

 

El sector preponderante, que en buena medida subsiste hoy día, era el del aceite aunque también había una notable representación de industrias que aprovechaban los sub-productos del aceite. Otras empresas agroalimentarias igualmente importantes eran las Harineras.

 

La producción de cerámicas constituía otro de los puntales de la industria de Martos. En ellas se fabricaban preferentemente objetos de uso doméstico: tinajas, cántaros, macetas. Las alfarerías de mayor tamaño se dedicaban a los materiales de construcción. También había fábricas de ladrillos e incluso algunas que producían baldosa hidráulica.

 

Del ámbito de la construcción participaba también uno de los sectores más destacados de esta primitiva industria marteña, el del cemento natural.  Desde mediados del siglo XIX y a lo largo de buena parte del pasado siglo se produjo industrialmente en Martos un cemento muy apreciado en Andalucía y otras regiones vecinas. Su gran calidad propició la implantación de varias empresas dedicadas a su extracción y comercialización.

 

El desarrollo del sector industrial en Martos ha sido notable gracias a la industria automovilística debido a la instalación, en los años ´70, de la multinacional francesa Valeo, división iluminación, dedicada a la fabricación y diseño de proyectores y pilotos de coches. Este hecho supuso la construcción del polígono industrial “Cañada de la Fuente”, recientemente ampliado.

 

También existen otras industrias del ramo del metal, algunas de ellas de fabricación de maquinaria, pero sobre todo una de transformados metálicos.

 

Cabe destacar otras actividades industriales, entre las cuales se encuentran, la industria química, elaboración de plásticos, la industria cerámica, la confección de prendas de vestir y la fabricación de muebles de madera, si bien en menor medida.

 

El crecimiento de la industria del plástico ha convertido a Martos en el epicentro del sector del plástico técnico en Andalucía con la implantación del centro tecnológico del plástico.

4. Turismo

En cuanto al turismo, la acuñación de «Cuna del olivar», debido a la gran producción de aceite de oliva, junto a la fiesta de la Aceituna, se ha forjado un incipiente atractivo turístico.

 

Martos tiene un gran patrimonio cultural y natural y destacadas ferias y fiestas.

 

Destaca la celebración de su Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía, al igual que la romería de la Virgen de la Victoria, lo que ha generado en Martos un considerable flujo de turismo, lo que se traduce en una importante fuente de ingresos para la ciudad.