El papel de la industria de la automoción en el desarrollo económico

By Laura Nistal

 

El sector de la automoción supone el 10% del PIB nacional y emplea al 9% de la población activa. Esta industria genera 300.000 empleos directos y 2 millones de puestos de trabajo.

España es el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa y el octavo a nivel mundial y es, además, el único país europeo con tejido industrial automovilístico en todo su territorio gracias a una potente industria de fabricación de automóviles y de componentes, con 17 plantas de fabricación de vehículos y 1.000 empresas fabricantes de Componentes y Equipos que integran la cadena de suministro.

Estas empresas tienen herramientas para adaptarse a las nuevas necesidades tecnológicas personal altamente cualificado y competitivo.

La irrupción de la industria 4.0, la digitalización, el vehículo eléctrico, ecológico y conectado, junto al cambio de la sociedad, mentalizada de la necesidad de contar con vehículos menos contaminantes y ciudades cada vez más sostenibles, obligan a esta industria a hacer un esfuerzo para situarse en el pelotón de cabeza de los países que están invirtiendo en verde.

Un ejemplo de esta apuesta por las tecnologías es la noticia anunciada ayer por Seat, que invertirá 5.000 millones de euros en nuestro país. El máximo responsable de la empresa ha declarado que “este plan de inversión es nuestra forma de afrontar el futuro con determinación y optimismo para ser una compañía más fuerte, innovadora y eficiente. Nuestra intención es que Martorell fabrique automóviles eléctricos a partir de 2025”.

El presidente de Seat también ha manifestado que “para garantizar el futuro de la industria del automóvil en España, necesitamos la colaboración de la Administración central, autonómica y local. No podemos hacerlo solos“, y ha precisado que “el plan presentado por el Gobierno español va en la línea correcta para seguir desarrollando el sector del automóvil”.

Otro dato a destacar es que, dada nuestra situación estratégica, España constituye una plataforma logística privilegiada de exportación. Más de 5 millones de vehículos se transportan todos los años por territorio español.

 

La moderna infraestructura logística y de distribución del país es uno de los principales factores de competitividad del sector y la inversión pública y privada en infraestructuras y plataformas logísticas se considera objetivo estratégico para mantenerla.

 

Sin duda, la industria de la automoción es fundamental para el desarrollo económico de las ciudades y de los territorios y son muchas las ciudades de la Red Invest in Cities que destacan en su relación con el sector, bien por contar con fábricas de componentes o por ser puntos estratégicos para la exportación. Sin duda, un debate que habrá que abordar en la gran cumbre nacional de inversión que se celebrará en Madrid en diciembre.