La innovación contra la España despoblada

 

Gea de Albarracín, municipio de la provincia de Teruel, ha sido elegido por Novaltia, cooperativa de distribución farmacéutica zaragozana, como escenario de la primera ‘prueba piloto’ para repartir medicamentos con drones.

 

Pharmadron ha sido posible gracias a una subvención dentro del Programa de Apoyo a Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) 2018 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Imagen: Pixabay (adonyig)

El objetivo del proyecto -que se encuentra en fase de estudio- es analizar la viabilidad del reparto de medicamentos y otros productos farmacéuticos mediante este método de transporte a zonas rurales en distintos puntos del país.

La elección de Gea de Albarracín -400 habitantes- como terreno de pruebas se determinó por criterios técnicos: era necesario un municipio que no estuviera ni cerca ni lejos del aeropuerto y que contase con una farmacia.

Aragón es una región despoblada, con una orografía complicada y con zonas de difícil acceso, lo que resulta muy complicado y caro a la hora de transportar medicamentos por carretera.

El objetivo de Pharmadron es lograr que pacientes crónicos y personas mayores que residan en zonas remotas o aisladas tengan acceso universal a los medicamentos y sean independientes, pero hay dificultades. El reparto de medicamentos está muy regulado y tiene que cumplir las Buenas Prácticas de Distribución (BPD), establecidas por la Unión Europea, que establecen que los medicamentos tienen que contar con un contenedor específico, refrigerado, aerodinámico y ligero, entre otros requisitos.

Otro caso de apuesta por la innovación es el que ha puesto en marcha Correos, que experimenta con drones con el objetivo de validar su uso como medio para envíos a las zonas rurales del país, las de difícil acceso o las que están aisladas. La compañía ya realizó las primeras pruebas con drones comunes en Sotres (Cantabria) y ahora experimenta con drones híbridos.

El proyecto deja clara la apuesta de Correos por la tecnología para explorar las posibilidades con las que mejorar los servicios postales y de paquetería.

Sin duda, la inversión en proyectos innovadores que ayuden a mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos es clave para contribuir al desarrollo de las zonas más inaccesibles y despobladas de España.

No hay comentarios

No se permiten comentarios