El gran reto de las ciudades del siglo XXI

El gran reto de las ciudades del siglo XXI

 

El desarrollo sostenible es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las sociedades del siglo XXI y, para la consecución de este objetivo, resulta crucial el papel de las administraciones públicas.

El papel de las ciudades es imprescindible para alcanzar una implementación eficaz de la Agenda Global 2030, la “hoja de ruta” mundial que prevé para ese año, entre otras cuestiones, el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Se trata, sin duda, de un reto muy complejo que exige que los ayuntamientos muevan ficha para crear una verdadera cultura de la sostenibilidad que cohesione el desarrollo urbano.

Foto: Pixabay

Las ciudades son la pieza clave donde debe abordarse el tratamiento de los numerosos desequilibrios arquitectónicos, sociales, económicos y de recursos ambientales que afectan a la sociedad contemporánea.

Se estima que, a mediados del siglo XXI, siete de cada diez habitantes del planeta vivirán en ciudades y, por eso, resulta de suma importancia hacer más habitables nuestros entornos urbanos.

Promover modos de transporte no contaminantes, mejorar y fomentar el transporte colectivo, ganar espacios para el peatón, reducir el consumo de energía con fuentes renovables, promover un urbanismo equilibrado y responsable encaminado a la reducción de las necesidades energéticas, proteger el entorno natural y crear más pulmones verdes, hacer una adecuada gestión de los residuos o aplicar las nuevas tecnologías para reducir el uso de recursos naturales y/o la degradación ambiental son algunas claves para aumentar el carácter sostenible de nuestras ciudades.

Las ciudades son los motores de las economías de los países y proveedoras de bienes y servicios públicos decisivos para el bienestar y la cohesión social de sus habitantes y visitantes. Solo hay que re-imaginarlas haciéndolas más habitables, innovadoras, conectadas, justas, seguras, eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

Iniciativas como ‘Invest in Cities’ pretenden impulsar el desarrollo de ciudades sostenibles y eficientes, poniendo a las administraciones en contacto con los mejores inversores para desarrollar proyectos encaminados hacia la consecución de verdaderas smart cities.

En definitiva, el objetivo es crear hoy las ciudades del mañana, comprometidas con las generaciones venideras para aumentar su calidad de vida y el bienestar de sus habitantes.

 

Foto de cabecera: Pexels